Umbral

Es la tolerancia a ciertas cosas como el dolor, la estimulación, a la proximidad o a los desencadenantes, en general, de conducta. Es como una línea entre mantener la compostura y hacer ‘pop’. Cuando trabajamos modificación de conducta, debemos trabajar siempre por debajo del umbral de respuesta (¡sea cual sea ESA respuesta!). Lo ideal es practicar habilidades en un entorno neutral y, después ir aumentando gradualmente según el umbral de respuesta del perro

« Volver al índice

Hablando Canino es un espacio hecho por y hacia los perros con el objetivo de acercar estos dos mundos tan diferentes a través de la ciencia, la comunicación y el conocimiento.