Educación y adiestramiento canino » El refuerzo lo define quien lo recibe

El refuerzo lo define quien lo recibe

Para comprender la educación en positivo, es importante entender que, el valor de un refuerzo al igual que el de los castigos, lo determina siempre el receptor, es decir, el individuo que lo recibe, no quien lo da.

Imagina que has salido al parque con tu perro, y que os habeis encontrado con otro colega peludo. Después de una buena sesión de juego, llamamos a nuestro perro para irnos y, cuando llega donde nosotros, sacamos del bolsillo unas bolitas del pienso de su comida para reforzarle que ha venido al llamarle.

¡Todo parece maravilloso! Tu perro se come las bolitas, le atamos y, aunque quiere volver a seguir jugando con su colega, a regañadientes, nos lo llevamos.

Suponte que esta situación vuelve a darse un par de veces más en los siguientes días, hasta que llega un momento en el que… ooops…. Ya no viene a por las chuches… Y entonces empieza el juego del gato y el ratón. O, mejor dicho, el juego del humano corriendo detrás del perro que no quiere volver a casa.

Aunque es un ejemplo un tanto vago (y también muy habitual…), lo que está ocurriendo es que, el refuerzo que estás usando no es lo suficientemente fuerte como para superar al juego que tenía entre patas. El próximo día, prueba a sacar del bolsillo unos cachitos de salchicha, pollo, o un buen mordedor, es decir, algo que le motive tanto como jugar con el otro perro.

 

El valor del refuerzo es algo muy personal, pero lo cierto es que, es algo que se nos olvida (y juzgamos…) muy frecuentemente.

Por ejemplo, en mi caso, y como supongo que le pasa a todo el mundo, me encanta ir de vacaciones y conocer sitios nuevos, ¡especialmente si dentro de esos planes se incluye una ruta de restaurantes con comida típica del lugar! Pero, si me regalaran un viaje en avión, incluso con los gastos pagados, en cierta manera sería más un castigo que un refuerzo. Me explico…

Aunque éste regalo sería un refuerzo máximo para cualquier persona etiquetada de normal, en mi caso, el simple hecho de tener que dejar a mis perros en una residencia, o a cargo de alguien, por muy cercano que sea y le conozcan, simplemente es algo que no me gusta. Por esta razón, todos mis viajes y vacaciones las hago pensando en ellos, teniendo en cuenta las horas de viaje, y las rutas e itinerarios (sobre todo ahora que viajamos con Ura que se hace mayor).

Cómo nos pasa a todos, hay momentos y momentos

Cuando uno está disfrutando de los últimos puntos de un acalorado partido de baloncesto, o en el desempate de un partido de fútbol, probablemente pocos contestemos la llamada o Whatsapp’s de nuestra madre ¡por mucho que la queramos!

Creo que este concepto es algo básico y muy importante para todos aquellos amantes de perros. Porque, el hecho de definir que es un refuerzo, o que es un castigo, es un poco impreciso. Todo depende de quien recibe el refuerzo, y sobre todo, del momento.

No os hacéis ni idea de la cantidad de veces que veo a gente acariciando a su perro en la cabeza, sin darse cuenta de que su respuesta es alejarse de ese momento en cuanto puede. Por ésta razón es importante dejar que su comportamiento nos defina mejor, que es el refuerzo, y que es un castigo (hablo del castigo en términos de etología, es decir, algo que hace disminuir un comportamiento!).

Espero que esté artículo os haya parecido interesante y saquéis vuestras propias conclusiones, pero, mientras tanto, contadme, ¿alguna vez has interpretado las cosas de manera diferente a la de tu perro? ¿Cómo lo has indentificado?

0 0 votes
Article Rating
Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Contenido relacionado
Los collares son una parte vital entre propietarios y perros. No solamente son una herramienta que nos ayuda a mantenerlos atados y seguros, sino que también, usándolos de manera inapropiada,
Leer más...
Cuando un perro sufre de ansiedad o miedo es normal que tenga problemas de comportamiento. Lo importante es no pensar en tratarlo de forma rápida, ni mucho menos, mediante métodos
Leer más...
La agresión es el problema más frecuente, común y serio, en cuanto a problemas de comportamiento se refiere, y puede manifestarse de muchas maneras y en múltiples escenarios.
Leer más...
error: ¡Contenido protegido!
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x