Problemas de comportamiento

El comportamiento de un perro está profundamente relacionado con su entorno. Y aunque su genética juega un papel importante, también influye (y mucho!) la forma en que se cría, se sociabiliza y se educa.