Problemas de comportamiento

Los trastornos de conducta acaban siendo el mayor factor por el que perros y humanos tienen malas relaciones. Desgraciadamente, también son la principal razón de abandono.

La falta de comunicación y entendimiento trae consigo malas consecuencias

Gracias a la domesticación y a cientos de años de convivencia, los perros han sido el único animal capaz de adaptarse a nuestro entorno y estilo de vida moderno. Pero, tener como compañero a una especia tan diferente a la suya no siempre es una tarea sencilla!

 

Los problemas de comportamiento  habitualmente, son el resultado de una serie de eventos o situaciones que un perro no entiende. Los ruidos ensordecedores de obras y fuegos artificiales, humanos que les hablan y gesticulan sin parar con un idioma para ellos incomprensible, comportamientos que de manera incosciente reforzamos y a la vez castigamos… Éstos, son solo algunos ejemplos de situaciones que acaban afectando a su comportamiento.

 

En la mayoría de casos, tanto propietarios como perros acaban por aprender a convivir con muchos problemas, como el miedo y el estrés, particularmente con perros pequeños que podemos manejar a nuestro antojo. Y es muy habitual, contactar solamente con un profesional cuando aparecen otros problemas de conducta más graves como la agresión, la ansiedad por separación, y otros trastornos obsesivos, como el lamido excesivo o la persecución de la cola.

 

Los métodos positivos son la clave para reducir los niveles de estrés, mejorando así otros comportamientos relacionados como la agresión, la protección de recursos, reactividad… Con paciencia, buenos refuerzos y, sobre todo, un educador-a canino que pueda ayudarte, prácticamente cualquier problema puede ser manejable!

También te puede interesar...