Diferencia entre educación y adiestramiento canino

La educación canina engloba muchísimos conceptos que, de manera habitual, solemos confundir. Ambos términos tienen grandes diferencias que merece la pena entender.

Centro de Aprendizaje » Educación y adiestramiento canino » Diferencia entre educación y adiestramiento canino

El adiestramiento canino es un término que tiende a englobar prácticamente todo. Desde abordar los problemas emocionales como el miedo, la ansiedad o la agresividad (precursores de los malos comportamientos), hasta enseñarle trucos como sentarse, tumbarse, o dar la pata, cuando se lo pedimos.

Pero… ¿sabes realmente en que se diferencian la educación y el adiestramiento?

Términos similares... ¡pero no iguales!

Si acudimos al diccionario veremos cómo estas dos palabras son similares, pero no iguales:

  • Adiestrar: enseñar a un animal a ejecutar determinados movimientos o habilidades siguiendo las órdenes de una persona.
  • Educar: desarrollar o perfeccionar las facultades intelectuales y morales del niño o del joven, por medio de preceptos, ejercicios, ejemplos…

A simple vista puede parecer que adiestrar es más un término relacionado con los animales, y educar solamente podría aplicarse a las personas. Pero, teniendo en cuenta que los procesos mentales que se utilizan para aprender, tanto en perros como en humanos son semejantes, para mí la palabra educar, también es correcta hacia los animales.

Aclarado ésto, y remitiéndonos ahora a un significado más concreto, ambos términos parecen tener diferencias.

Podríamos decir que adiestrar, se centra en enseñar a realizar acciones a través de unas órdenes, y educar, tiene un concepto mas moral o intelectual.

Es decir, para mí personalmente, la palabra adiestramiento tiene que ver más con el ámbito deportivo, o perros a los que se les enseñan habilidades y destrezas determinadas, cómo obediencia, búsqueda y rescate, perros que bailan, actores… Sin embargo, a través de la educación, se dasarrollan otras habilidades más enfocadas a una integración en la sociedad, y éste proceso se desarrolla con la motivación y el autorefuerzo del propio individuo.

Por lo tanto, ambos conceptos son diferentes, pero no incompatibles. Me parece interesante dejar aclarada ésta diferencia para tenerlo en cuenta a la hora de contactar, o empezar un entrenamiento con nuestros perros.

Cuando hablamos de adiestramiento canino, hablamos de entrenamientos basados en el trabajo, es decir, enseñar a un perro a ejecutar acciones y movimientos siguiendo las órdenes de la persona que le guía.

Se comienza con unas ordenes básicas como sentarse o caminar al lado y, según el potencial, el tipo del perro, o el trabajo para el que se le vaya a adiestrar, las órdenes se van perfeccionando y complicando. Son perros entrenados para funciones concretas, como los perros guía, de asistencia y detectores entre otros. Hoy en día, por suerte, la gran mayoría de adiestramientos se hacen con métodos positivos, que, como ya he dicho, es muy diferente al adiestramiento clásico, que deriva de antiguas técnicas militares que se usaban para dominar y liderar al animal.

Educación canina

La educación canina, engloba a todos los perros que conviven con nosotros, en casa. Se les educa o enseña para desarrollar las habilidades necesarias según unas normas básicas de convivencia.
 

Son perros de estar en casa, no de trabajo, y, a excepción de una obediencia básica, no requieren ningún otro tipo de adiestramiento especial porque, sencillamente, no tienen mucho mas que hacer. Por lo tanto, la educación, deja de lado los ejercicios de perros de trabajo, poco o nada importantes para la mayoría de propietarios.

Convivir con un perro implica usar un lenguaje común, respeto y confianza mutua. Y sobre todo, aprender y saber guiarle a tomar buenas decisiones, sin hacer daño a la relación (por supuesto!). Con la educación y el adiestramiento canino basado en refuerzos, evitamos conceptos clásicos como la dominancia y los métodos basados en el miedo y el castigo. Además, nos comprometemos con nuestros compañeros a un entendimiento mutuo, dándoles así, las herramientas necesarias para tener éxito en ésta sociedad de humanos.

Recursos relacionados