Comunicación y Lenguaje

La comunicación es una de las piezas clave que rige toda convivencia, y nos ayuda a explicar lo que pensamos, queremos o sentimos. Ésta, es la base para construir una relación fuerte y sana con quienes nos rodean, incluidos nuestros pequeños amigos!

La comunicación, en su sentido más amplio, es cualquier proceso donde la información que transmite un animal, causa un cambio o una respuesta en otro. Habitualmente ocurre entre miembros de la misma especie, pero también puede darse entre diferentes, como por ejemplo, entre perros y humanos.

 

Aunque la comunicación también ocurre entre animales más solitarios, ocurre sobre todo en especies con comportamientos muy sociales, que viven en grupos e interactúan entre ellos continuamente. Por éste motivo, la comunicación es esencial e imprescindible para mantener a éstos grupos unidos y organizados.

 

Y, aunque aquí obviamente vamos a hablar de perros, me parece interesante destacar, que dentro del mundo animal, hay muchos tipos de comunicación. Cada animal tiene unos sentidos sensoriales concretos, y ésta diversidad sensorial puede hacer que se comuniquen por feromonas, señales auditivas, visuales, táctiles, incluso eléctricas!

Los mecanismos con los que los animales perciben su entorno (sistemas sensoriales) son muy diferentes, según del tipo de animal del que hablemos. Debido a tanta diversidad sensorial, los animales se comunican con diferentes tipos de señales como por feromonas, señales auditivas, visuales, táctiles, incluso algunos mediante señales eléctricas!

La importancia de entender e interpretar el lenguaje canino

Los perros son animales muy sociales que al igual que nosotros tienen su propio lenguaje, un instinto muy arraigado para comunicarse, resolver conflictos y cooperar con otros individuos de su entorno. El lenguaje canino, también llamado señales de calma, es un lenguaje no verbal que utilizan los perros para comunicarse. Curiosamente, y a la vez, también es el factor más importante por el que ocurren la gran mayoría de los problemas de comportamiento.   Este idioma corporal incluye, el movimiento y la posición del cuerpo, de la cola, orejas, y también sus expresiones faciales. Pero ojo, todas estas señales que nos dan, debemos leerlas en contexto y en conjunto, ya que hay señales muy similares, que tienen diferente significado según la situación en la que se encuentren.  

Tendemos a pensar, que una cola en movimiento significa felicidad. Pero éste movimiento, es solo una parte identificativa de lo que dice. Si el movimiento de la cola va acompañado de un cuerpo rígido y estático, unas orejas plegadas y unos belfos subidos, no tratamos precisamente con un perro amistoso!

Con todo ésto, debemos entender que, al igual que nosotros, dentro de su comunicación, y ante un conflicto de mayor o menor intensidad, hay una escalada gradual de señales. Es decir, que su comportamiento dependerá del del tipo y la intensidad del conflicto, de su temperamento, y también de la propia experiencia previa del perro.

Piramide Escalada de Señales

Ésta es la escalada gradual de comportamientos que tiene un perro estable ante un conflicto. Como veis, su primera intención siempre será la de abandonar el problema, y antes de llegar a la agresión, pasan por distintas fases para evitar el confrontamiento.

Señales de calma e interacción

Por desgracia, en muchas ocasiones y por desconocimiento, se producen conflictos y malentendidos con los humanos, que a veces, no se solucionan por no haber una comunicación adecuada.

 

Y ésta, es la principal razón por la que todos los que convivimos con perros, deberíamos de ser capaces de saber identificar e interpretar éstas señales para poder entender cómo se sienten en cada momento.

Así, las señales de calma las utilizan para:

  • Calmarse a sí mismos cuando se sienten estresados o inquietos
  • Calmar a otros perros o personas
  • Como medida preventiva para evitar amenazas o situaciones de agresión de otros perros o personas
  • Reducir el estrés del entorno, calmar nervios o estímulos desagradables
  • Como ritual de saludo. para hacer amigos o comunicar a los demás que tienen buenas intenciones

Algunos ejemplos que quizás reconozcais:

  • Mirar hacia otro lado
  • Girarse y dar la espalda
  • Bostezar
  • Paralizarse (detienen todo movimiento independientemente de si el perro está de pie, sentado o acostado)
  • Lamerse la nariz
  • Olfatear el suelo (como si estuviese interesado o buscar algo ahí)
  • Sentarse o tumbarse
  • Rascarse (como si le picara alguna parte del cuerpo)
  • Sacudirse (como si estuviera mojado)
  • Posición arqueada de juego
  • Parpadear
  • Moverse muy despacio
  • Erizarse
  • Menear la cola (baja incluso entre las patas, o erguida y solo la punta)
  • Rodear al otro perro haciendo una curva (no ir directamente)

Por último, me gustaría añadir, que habituar nuestros ojos a percibir sus señales puede parecer a priori un poco frustrante y complicado, sobre todo con cuando estas señales son muchas, a la vez y rápidas.


Pero, como todo, mediante la observación y la práctica, podemos aprender a identificarlas, y sobre todo, entender mejor su comunicación, su estado emocional, y lo que intentan comunicarnos y transmitirnos en cada momento.

Continúa con los fundamentos de la educación...

También te puede interesar...