Cognición canina

Entender cómo los perros perciben los elementos de su entorno, y cómo lo utilizan para tomar decisiones, es clave para saber cómo asumen los roles quelos humanos les asignamos.

Para poder organizar, interpretar, y dar sentido a lo que nos rodea, todos los animales, hacemos esquemas o modelos mentales que nos ayudan a adaptarnos a un mundo en constante cambio.

 

Entender la cognición no es fácil pero, podríamos definirla como la encargada de hacernos traspasar la barrera de las experiencias in situ, con otros procesos que implican información no presente, como pensamientos, experiencias o recuerdos.

Los procesos cognitivos a fondo

La cognición es la capacidad que tenemos todos los seres vivos para asimilar y procesar la información que nos llega a partir de las sensaciones, y mezclarla con la experiencia, percepción y conocimientos  adquiridos, para poder interpretar el mundo que nos rodea.

Aunque a veces solemos usarlos de manera indiferente, los términos sensación y percepción son cosas muy diferentes:

  • A través de las sensaciones, captamos pasivamente, y de manera automática, la información del entorno.
  • La percepción sin embargo, es la encargada de ayudarnos a entender el ambiente de una manera más compleja, trabaja a un nivel más subjetivo donde se juntan recuerdos, conceptos y emociones, entre otras cosas.

Para entenderlo de manera más clara, imaginaros por un momento que estáis en la playa con vuestro peludo amigo. El color azul-verdoso del mar, la textura fina de la arena, el rumor de las olas… (o el dolor del pisotón que te acaba de dar un perro!), son un cúmulo de sensaciones. Y, sin embargo, el resultado final, la unidad, o el conjunto completo de la situación, es la percepción (es decir, una mañana agradable con tu perro en la playa).

De modo que el cerebro trasforma las señales e información recibida del entorno (estímulos externos) y la cognición relaciona y asocia estos estímulos con cosas que tenemos en la cabeza. En resumen, podríamos definir a la cognición como un super procesador, que engloba diferentes procesos como el aprendizaje, la atención, la memoria, el lenguaje, el razonamiento, la toma de decisiones, etc…

 

 

Todos éstos procesos son muy complejos y se solapan unos con otros para derivar en una conducta. Y, aunque éste es un tema muy extenso, y a pesar de las diferencias entre autores, la mayoría están de acuerdo en aceptar, que la cognición está relacionada con las experiencias pasadas, y a su vez influye también en los pensamientos futuros.

Cognición

La habilidad de los perros para para decidir y resolver problemas

Aunque no lo parezca, para nuestros perros, el rol que a veces se les asigna, son verdaderos desafíos cognitivos. De hecho, a día de hoy, el éxito de un perro depende de su capacidad para aprender números aspectos y eventos sociales, y a su vez, aplicarlos a una amplia variedad de contextos.

 

A medida que las dos especies han evolucionado juntas, sin duda alguna también lo ha hecho nuestra capacidad para conectarnos y comprendernos. Además, no cabe duda que se han adaptado y han adquirido las habilidades necesarias para convivir con muchísimo éxito una sociedad humana. Son capaces de actuar bajo sus propias conclusiones, comprenden perfectamente los gestos humanos, saben leer las intenciones, y son sensibles a nuestros estados emocionales. También tienen la capacidad de asociar palabras, imitar el lenguaje físico humano, y empatizar y tener vínculos fuertes y duraderos con nosotros.

 

Aunque algunos perros pueden ser selectivos en cuanto a quién y qué siguen, cuanto más cooperativo y gratificante seas con tu peludo amigo, más querrá  estar contigo y, como no, también deseará prestarte toda su atención!

También te puede interesar...