Centro de Aprendizaje » La ciencia tras la educación » La ciencia importa

La ciencia importa

Hay muchas personas que sienten aversión hacia la ciencia porque piensan que es aburrida, complicada, esotérica… ¡o incluso, difícil para ell@s! Otras veces sin embargo, o es algo que simplemente no se piensa, o bien parece algo irrelevante en nuestras vidas. Hasta que llega un perro con verdaderos problemas de comportamiento a la familia…

La ciencia no es algo que solamente ocurre en un laboratorio…

A pesar de que muchas películas o series de televisión trata a los científicos como nerds (personas obsesionadas con sus microscopios, sin relaciones sociales, y todo el día con las narices dentro de un libro), muchos conductistas (personas que estudian las ciencias del comportamiento), son auténticos profesionales que unen su aprendizaje teórico con sus propias experiencias entrenando animales, incluidos los humanos.

Otra idea equivocada con respecto a la ciencia es que no es fiable porque constantemente se contradice a sí misma. Y esto, claramente, es NO saber cómo funciona la ciencia. Una teoría científica parte de unas hipótesis, y gracias a que pueden seguir siendo estudiadas y refutadas, las teorías se van actualizando y mejorando constantemente con el tiempo, dependiendo de las nuevas pruebas que se consigan. Obviamente según más avanza la ciencia, más cosas entendemos y, por esa razón las cosas previas van cambiando.

Por ejemplo, sabemos más allá de toda duda que la Tierra es una esfera, y que TODO en este planeta, se mantiene con los pies en el suelo, gracias a las leyes de la gravitación de Newton (nadie discute esto, excepto los terraplanistas…). Con el comportamiento pasa exactamente lo mismo. También hay ciertas leyes que rigen la conducta de los animales. La única diferencia es que, a día de hoy, se sabe relativamente poco sobre el funcionamiento del cerebro.

Las ''Leyes del Comportamiento''

El entrenamiento y la educación canina no está regulado en España, al igual que en tantos otros países. Podríamos decir que esta medio-regulada. Y, aunque hay muchos entrenadores con prestigio han tenido éxito sin tener ni idea de la ciencia que hay detrás de la educación canina, también hay muchas personas que trabajan la tanto la modificación de conducta como la obediencia teniendo en cuenta la mente y el estado emocional del perro. Es decir, con métodos, no solamente científicos, sino más bien éticos y justos entre ambas especies.

Los humanos no hemos inventado el comportamiento: lleva sucediendo de manera natural desde que el primer animal apareció en la tierra. Un animal, o aprende a modificar su comportamiento para adaptarse al medio, o no sobrevive. Por eso la conducta es un fenómeno natural.

Lo que los humanos hemos hecho ha sido observar y escribir una serie de normas: las Leyes del Comportamiento. Y tú, también las conoces. Aunque no sea de nombre, las conoces de corazón porque todas esas reglas están preinstaladas en todo animal del planeta tierra. Y tu, ¡también estas en el equipo!

Recursos relacionados